Horario de apertura: martes a sábado de 10 a 19 h. Domingos de 10 a 15 h.

Plaza de don Gome, 2

14001 Córdoba ESPAÑA

Patio de la Cancela

Su nombre proviene de la gran cancela de hierro que cierra el único muro abierto al exterior, que servía y sirve para contemplar el patio desde la calle y garantizar la seguridad.

El Patio de la Cancela fue el patio de acceso a la casa de los condes de Torres Cabrera, colindante al palacio. Pero cuando fue anexionada al Palacio de Viana en el siglo XIX, tras ser permutada por una finca, perdió esta función. Un pilar de piedra que fue un antiguo abrevadero de caballos recuerda en la actualidad la historia de este espacio, que acogió la entrada de carruajes, las caballerizas y el granero.

A mediados del siglo XX, los últimos habitantes del palacio realizaron una profunda remodelación de los patios que habían pertenecido a la casa de los Torres Cabrera, y que incluyen los patios de la Alberca, del Pozo, de los Jardineros y de la Capilla, además del Patio de la Cancela. Estos espacios fueron adornados con objetos arqueológicos, azulejos, piezas decorativas y una fuente: una tendencia de moda entre la burguesía del siglo XIX.

Su origen y cambios han dado lugar a un patio diferente, con muros revestidos de ladrillo visto a los que asoman balcones de forja y marcos de madera azul Viana: un llamativo conjunto, reforzado por el suelo enchinado a dos colores y el muro revestido de rosal de pitiminí.

En la actualidad, el Patio de la Cancela es la entrada al centro de recepción de visitantes del Palacio de Viana, recuperando de esta manera su función original.

¿Sabías qué...?

En este patio hay un ejemplar de tejo: un árbol de gran longevidad y crecimiento lento, poco habitual en los patios cordobeses. Otro elemento que llama la atención es la fuente central, que en su origen fue una pila bautismal.