Horario de apertura: martes a sábado de 10 a 19 h. Domingos de 10 a 15 h.

Plaza de don Gome, 2

14001 Córdoba ESPAÑA

Patio de la Alberca

Al igual que el Patio del Pozo y el Patio de los Jardineros, el Patio de la Alberca pertenecía a la casa de los condes Torres Cabrera, que fue anexionada al Palacio de Viana en el siglo XIX por su decimosegundo propietario, Diego Rafael Cabrera Fernández de Mesa, tras permutarla por un cortijo.

En aquella época, estos tres patios eran parte de las dependencias de servicio, en las que se gestionaban los asuntos de las fincas y propiedades rurales. En la actualidad, este típico lugar de trabajo es el centro neurálgico del equipo de jardinería.

En este espacio llaman la atención dos construcciones: la alberca y el invernadero. La primera se trasladó a este patio desde el vecino Patio del Pozo en los años 80 del siglo pasado, cuando el monumento se abrió al público, para facilitar la circulación de los visitantes. En la actualidad sigue cumpliendo la misma función heredada de los musulmanes: solear, airear y oxigenar el agua del pozo antes de regar a pie, como se hace en Viana desde hace siglos.

Respecto al invernadero, se incorporó al palacio en 1960 por deseo de la tercera marquesa de Viana, Sofía Amelia de Lancaster y Bleck, para criar plantas de cineraria híbrida, que necesitan estar abrigadas invierno.

¿Sabías qué...?

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX este patio era conocido como el Patio de los Venados, porque había cabezas disecadas de este animal. El segundo marqués de Viana, José de Saavedra y Salamanca (1870-1927), fue amigo personal del rey Alfonso XIII, con el que asistía a monterías en la finca cordobesa de Moratalla (Hornachuelos), propiedad de los Viana.