Patio
de la madama

Realizado en la reforma del s. XVIII, fue al principio del XX cuando incorporó su seña de identidad: la arquitectura vegetal de cipreses que enmarca a la ninfa de su fuente central. A diferencia del Patio de las Rejas, está concebido para ser visto desde el interior, especialmente desde el Dormitorio del Almirante.

5mad


 

 

La historia de este patio se remonta a las reformas barrocas que realizaron los undécimos propietarios del palacio: la VI marquesa de Villaseca, Ana Rafaela Fernández de Mesa, y su marido, Fernando Cabrera Gómez de Cárdenas, conde de Villanueva de Cárdenas. Acometieron importantes obras en el palacio, incluyendo los Patios de la Madama y el Archivo, ambos del siglo XVIII.



5madama


5mad5

Este patio vuelve a ser un patio intimista. Es destacable cómo van alternándose los estilos y las funciones de cada patio. El de Recibo, concebido para impresionar y ser visto desde el exterior; el de los Naranjos, interior y cerrado; el de las Rejas, otro pensado para exteriorizar el poder; y el de la Madama, para ser disfrutado desde el interior, en concreto, desde el llamado Dormitorio del Almirante, a cuyas puertas mira la ninfa de la fuente. La Madama tiene un corte neoclásico, y parece una antesala histórica y estilística de lo que espera al visitante en el espacio contiguo, el jardín decimonónico de inspiración francesa.

 

Patio de la Madama

Aposentaos bajo la corona
del áspero ciprés húmedo y verde. Quedaos, brasa líquida,
entre mis brazos, arca de las aguas, antes que huyente, libre, fugitiva,
mi aguamanil de mármol vierta limpio, en gorgoteo ciego, vuestro azogue
sobre el pilar de ojo insomne y cíclope. Clara doncella dulce,
el vegetal dosel os cubra oscuro.
Os solicito cómplice en la crónica galante del jardín. Enredaderas aupándose de yedras y de besos
hasta la alcoba de los almirantes
donde las sombras juegan a las damas. Tersa ninfa de sed,
sea biombo el júbilo botánico,
en torno nuestro lazos de verdura.
Ya sabéis del secreto, del errante
pie descalzo del tiempo por la casa,
del chal abandonado sobre el seto
de boj en el vial de mandarinos (…)

Pablo García Baena
Viana, patios de poesía (1995)

Calendario de floración de las principales plantas

FLO5