Colecciones
en Viana

Fondo de bienes

La colección de bienes muebles del palacio de Viana es bastante heterogénea debido a su origen, ya que se nutre del rico patrimonio de familias nobles como fueron los Villaseca y los Saavedra.

El germen de lo que hoy es la colección museística nace al amparo de don José Saavedra y Salamanca segundo marqués de Viana, con la idea de crear un museo en su residencia como símbolo de prestigio familiar y personal. En un principio, sus objetivos eran mostrar las colecciones más cercanas ligadas a la aristocrática familia, exponiendo todo lo relacionado con la nobleza, y a la vez potenciar colecciones de trabajos artesanales representativos de la ciudad de Córdoba.

 

coleccc

 

En 1918, comienzan las transformaciones más importantes en el palacio con idea de llevar a cabo el proyecto. Don José Saavedra, hombre de buen gusto y gran sensibilidad artística, es quien dispone y supervisa personalmente la reforma del palacio y el que se preocupa de conseguir un marco adecuado para exponer sus obras.

Si bien la mayor parte del incremento de la colección se debió a la aportación del tercer marqués de Viana Fausto Saavedra y Collado, casado con Sofía de Lancaster y Bleck, que en 1956 vendía el Palacio de Viana de Madrid al estado, para transformarlo en la actual sede del Ministerio de Asuntos exteriores, como consecuencia traslada a Córdoba su patrimonio artístico, acoplando toda la disposición del mobiliario y haciendo las últimas reformas en el edificio para acoger todos los enseres. Quedando configurado el interior de la casa tal y como hoy día se visita.

Categorías

Azulejos


1azulejos

Considerada como una de las mejores colecciones que se conservan en España, fue recopilada por don Francisco Rafael de Uhagón y Guardamino, Director de la Academia de la Historia y marqués de Laurencín, y vendida a don José de Saavedra y Salamanca en 1926. A lo largo de 300 piezas, se expone una muestra de la azulejería de los siglos XIII al XIX, si bien el tema fundamental es la heráldica nobiliaria, también incluye la colección una importante muestra de heráldica gremial, algún rótulo de calle, escenas de tauromaquia y motivos florales.

Cueros


cueros

La colección expuesta en el Palacio de Viana de Córdoba es una de las más completa, valiosa, y representativa muestra de cueros cordobeses antiguos que hoy existen, fue comprada por don José Saavedra en 1926 a don Anastasio de Páramo, exhibe una treintena de piezas formadas por guadamecíes y cordobanes, trabajos típicos de la ciudad de Córdoba pertenecientes a los siglos XV, XVI, XVII y XVIII.

Armas blanca


armablanca

Usadas en el arte de la defensa y ataque en los duelos y en el último tercio del S. XIX como deporte. La extraordinaria colección conservada en el Palacio de Viana está compuesta de espadas, sables, y floretes de los siglos XIX y XX; predominan las espadas de ceñir y sables, con hojas toledanas, francesas y alemanas. Sus empuñaduras presentan las guarniciones características de la época. Las espadas, de concha con rica labra y algunas en cruz. Los sables, de cazoleta, estribo y de dos o tres gavilanes.

Armas fuego


armasdefuego

El grueso de la colección de armas de fuego la forman 24 arcabuces realizados por arcabuceros reales de Madrid entre los siglos XVII y XIX, armas que se empleaban en las grandes cacerías. Los primeros fueron adaptados en el s. XIX a nuevos sistemas de tiro. Sus cañones son de 2 ó 3 órdenes, montados a la española, con decoración de ataujía en oro. Completan la colección pistolas de uso personal, de duelo, revólveres y una espingarda. Está considerada como una de las colecciones privadas más importante en esta materia.

Cerámicas


ceramicas

La colección de cerámicas del Palacio de Viana, cuenta con un amplio número de piezas y en representación de diferentes alfares españoles, como los talaveranos, levantinos y andaluces. Nos muestran una amplia selección de cacharros “de basto” y lozas decoradas a mano bien estampadas en azul cobalto o policromas, de uso doméstico y ornamental. Del mismo modo están representadas las lozas francesas e inglesas, entre las que cabe destacar una colección de jarras de reflejos metálicos.

Bargueños


barqueños

Más de una veintena de estos muebles entre los siglos XVI al XIX componen la colección de Viana, esta diversidad nos permite observar su evolución y clasificación. Atendiendo a su soporte se conservan de: de pie de puente, de taquillón, y de mesa con fiadores. El repertorio decorativo es muy amplio y en consonancia con la época y lugar de procedencia. Sin lugar a duda una de las mejores colecciones privadas conservadas en España.

Arqueología


aquelogia

La colección de Arqueología, expone la mayoría de sus piezas en los patios, nos hace un recorrido por las diferentes culturas que nos han precedido, mostrándonos desde las sencillas piedras pulidas neolíticas, hasta las más elaboradas procedentes de los períodos romano, visigodo y árabe de los que se conservan una gran variedad de piezas, de origen arquitectónico la mayoría de ellas y algunas cerámicas de uso doméstico.

Mobiliario


mobiliario

El mobiliario del Palacio de Viana nos muestra una rica variedad de estilos entre los siglos XVI al XX, las numerosas piezas conservadas reúnen además de utilidad, belleza en sus diseños y proporciones. Los muebles de asiento, mesas, sillas, arcas y escritorios son los más abundantes, elaborados con el empleo de ricos materiales y con diferentes técnicas constructivas y decorativas.

Vidrio y cristal


vidrioycristal

La colección que nos ocupa cuenta en el Palacio de Viana con un rico repertorio de piezas como: lámparas de La Granja, Baccarat y Bohemia. Un capítulo importante lo forman las más de 140 piezas de opalina utilizado tanto en objetos funcionales como puramente ornamentales, entre los que encontramos piezas dedicadas al servicio de mesa y jarrones de las más variadas formas y tamaños.

Porcelanas


porcelanas

Forman esta colección piezas dedicadas a la ornamentación y al servicio de mesa, con una datación entre los siglos XVII al XIX, un lugar importante lo ocupa la porcelana china, mostrándonos el alto grado de calidad y creatividad que alcanzaron estos artesanos con los que rivalizaron los japoneses, presentes en la colección con algunas piezas en el llamado estilo Imari. La porcelana europea cuenta también con una amplia representación de procedencia inglesa, francesa, alemana y española.

Vajillas


vajillas

Se expone a lo largo de 11 vitrinas una colección de vajillas de porcelanas chinas y europeas de diferentes manufacturas, datada entre los siglos XVIII al XX, decoradas de forma artesanal con motivos diferentes: bellos ejemplos los tenemos en la vajilla con policromía sobre cubierta perteneciente a la “familia rosa”, y la monocroma con decoración bajo cubierta en azul cobalto. Del mismo modo las porcelanas europeas tienen una excelente representación con piezas estampadas a mano, las manufacturas más representadas proceden de: Viena, Berlín, Meissen, Bohemia, Viejo París e Inglaterra.

Pinturas


pinturas

Un elevado número de obras con variados temas y soportes forman esta colección, cuya cronología abarca desde el S. XVI al XX. Las más representadas son las escuelas españolas y flamencas. Un apartado interesante, lo constituyen las miniaturas documentales que enriquecen las ejecutorias de nobleza, exhibidas en vitrinas en la galería de los cueros.

Textiles


textiles

Los tejidos están presentes en prácticamente todas las habitaciones de la casa como elemento decorativo o funcional, por eso nos encontramos con una colección muy rica en esta materia, con un recorrido cronológico de los siglos XVI al XX. La muestra abarca: tapices, reposteros, alfombras, lujosas tapicerías, e incluso vestimentas usadas por el séquito como símbolo de noble linaje en la época. Los tapices cuentan con ejemplares procedente de las manufacturas flamencas, las francesas Aubusson y Gobelins y la española Real manufactura de Santa Bárbara. En el apartado de alfombras se conservan igualmente ejemplares de varias procedencias con técnicas de lizo y nudo, predominando las alfombras españolas, persas y un conjunto de Kilims de procedencia turca.

Cantorales


cantorales

Una atractiva colección de nueve libros cantorales del siglo XVII, de una excelente calidad y estado de conservación se custodian en el Palacio de Viana. Sus hojas de pergamino, con partituras manuscritas a dos tintas, guarnecidos en cuero con cantoneras y broches de latón y algunas de sus hojas con bellas miniaturas policromas.

Estampas


estampas

El arte seriado tan característico del S. XIX, tiene en esta colección interesantes ejemplares, entre los dibujos que ilustran los grabados de procedencia francesa y española, el tema más representado es el histórico con series sobre: Francisco I, las Guerras napoleónicas, Retratos de hombres ilustres y Episodios marítimos. El tema religioso lo ocupan las estampas con representaciones de carácter figurativo, bulas y oraciones. La muestra inglesa presenta temas mitológicos con una serie de grabados de las musas, fechadas circa de finales del S. XVIII.

Bronces


bronce

El conjunto de piezas fabricadas con este metal agrupa diferentes colecciones destacando algunas piezas de gran valor como: esculturas, platos cincelados, escribanías etc. No obstante la mayoría de las piezas de este apartado habría que encuadrarlas dentro de la cultura popular reuniendo un número de piezas muy significativas que nos transmiten costumbres, tradiciones y modo de vida.

Cobres


cobres

La colección de cobres del Palacio de Viana está formada por objetos decorativos muy ornamentados y numerosas piezas que nos hablan de forma de vida por ser de ámbito popular.

Hierros


hierros

Este elemento, dotado a la vez de ductilidad y fortaleza, es apropiado para la fabricación de múltiples objetos, así como en refuerzos, embellecimientos y sustentación de otros. La colección recoge diferentes objetos: lámparas de techos, apliques de pared, hacheros, candelabros y candeleros, peanas, cofres de variados tamaños, tijeras, atriles, espeteras y utensilios de chimenea. De igual manera son muchas las piezas de mobiliario que incluyen algún elemento de hierro como: cerraduras, herrajes, chapas y clavazones.

Esculturas


escultura

Esta colección de amplia cronología reúne piezas desde la época romana al S. XX. Sus piezas recorren prácticamente todos los estilos, apreciándose en ellas una gran variedad de materiales: madera, bronce, pórfido, terracota, escayola, marfil, piedra caliza, cerámica, porcelana y cristal.

Varios


varios

Un conjunto de piezas conservadas en el Palacio de Viana merecen una especial atención como: una decena de jarras inglesas del S. XIX de peltre, material parecido a la plata que ha sido tradicionalmente utilizado en la fabricación de objetos de adornos y de uso doméstico; la colección de hacheros formada por veintidós piezas de los siglos XVII al XIX; ciento dos candeleros de los siglos XVII al XX de estilos y materiales muy diferentes; treinta y seis bandejas muy decorativas con adornos orientales; fanales y diversos objetos de carey como relicarios y arquetas forman un sin fin de enseres de una riqueza extraordinaria.