La saeta

 

rg2
Romero de Torres recogió en este poema plástico que es La Saeta, la expresión de la Semana Santa andaluza en la plenitud de su sentimiento y hondura de su tragedia. Toma como inspiración el texto de la popular saeta cordobesa del Santo Cristo de Gracia.

Señor de Gracia te pido.

Echad la cara atrás.

A los ciegos dadles vista.

Y a los presos, ¡libertad!

Una vez más, la presencia de los maestros barrocos que tanto influyeron en la formación del artista, es una constante en la forma de resolver esta escena. Sitúa en el eje de la composición piramidal a Amalia Fernández Heredia, conocida popularmente esta bailaora en Córdoba, como Amalia la gitana. Vestida con traje negro y mantilla, eleva sus manos y rostro al cielo en actitud de plegaria. Aparece arrodillada en un rico reclinatorio cuyos motivos decorativos recogen detalles de la obra de Valdés Leal, La Virgen de los plateros, y que se remata, con un fragmento del lienzo El Calvario del cordobés pintor Antonio del Castillo.

Al fondo de la composición, dos procesiones sirven de enlace con el primer plano; la de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores Coronada y Santísimo Cristo de la Clemencia y la del Santísimo Cristo de Gracia y María Santísima de los Dolores y Misericordia.
Casas solariegas del patrimonio cordobés completan la composición.

La obra se expuso en 1919, en la Sala Majectic Hall de Bilbao en la muestra individual, dedicada al artista de Córdoba.

Mercedes Valverde Candil.
Directora de los Museos Municipales de Córdoba.