Amor Místico y Amor Profano

rg1

 

“…En este cuadro admirable de Amor Místico y Amor Profano hay dos figuras de mujer que tienen entre sí una vaga semejanza, toda llena de emoción y de misterio, algo como el perfume de dos rosas que una fuese diabólica y otra divina. La rosa de fuego y sangre, y la otra de castidad y de dolor. Y esta semejanza de tan profunda emoción, parece querer decirnos el origen común de uno y otro amor, y que aquellas que van a juntar sus manos son dos hermanas. Aquel sepulcro que en el término distante aparece entre ellas nos dice, en la paz cristalina y silenciosa del fondo, que uno mismo será su fin.

El pintor ha realizado una obra triunfadora del tiempo, porque ha conseguido hacer las cosas mudas y quietas más intensas que la vida misma…”

Ramón María del Valle-Inclán.

La permanente presencia de los pintores italianos en la obra de Julio Romero de Torres, es evidente una vez más, en este cuadro especialmente influido por el lienzo Amor Sagrado y Amor Profano del maestro renacentista Tiziano.

Este lienzo se presentó en la Exposición Nacional de 1908 en la que el artista fue galardonado con primera medalla por su cuadro Musa Gitana.

Mercedes Valverde Candil. Directora de los Museos Municipales de Córdoba.